No caigas en el error

Una de las cosas que más me han chirriado desde que llevo en el mundillo de los blogs y su gestión de contenidos como redactor, es el hecho, de escuchar a bloggers y empresas, decir que sus webs o landings pages no necesitan un blog. Esto, a modo de comparación es como decir que no necesitamos el aire para vivir —por citar un ejemplo —. Vamos a ver, un blog, es necesario. ¡Siempre! Pese a que se me den excusas incompresibles. Querer instalarse en la incongruencia, que un blog no es necesario, no tiene ningún sentido, y más cuando seguramente, nos estamos mintiendo y nuestro razonamiento, venga debido a no saber o no querer hacer.

¿Un blog y un redactor? Por supuesto, que 

Cuando creamos un blog, web o tienda online, está claro que debemos de optimizar el site desde el principio. A esto me quiero referir a buscar las correctas keywords, que encajen con nuestro servicio y nuestro producto. Obviamente, no son las mismas keywords de una frutería, a las de una tienda de running. Cada una tendrás unas palabras claves —keywords—, específicas que generarán un posicionamiento natural. Esto, solo en un principio sería una base SEO.

Pero, ¿y el blog? Dónde entra la importancia de nuestro blog.  Si realizar una correcta estrutura web es esencial, nuestro blog, nos va a ayudar a dar mucha más fuerza en nuestro posicionamiento orgánico, a la vez que nos va a dar la oportunidad de generar un contenido, capaz de posicionarse y realizar conversiones de nuestras visitas. Debemos de tener en cuenta, que nuestros clientes van a llegar a nuestro sitio buscando un servicio, un producto concreto, además de muchas preguntas por responder. Nuestro blog está para eso. Fidelización, conversión y venta.

Cómo te ayuda un redactor a convertir visitas en ventas

Si me pidieran que levantara una pared de ladrillos, muy a seguro diría que no sabría. Si por obstinación lo intentara, seguramente acabará cayendo al momento. Esto mismo, es lo que sucede con los textos de un blog, que no son redactados bajo el conocimiento de un redactor de contenidos. Asumiendo que el contenido de tu blog, debe ser la punta de lanza de tus conversiones hacia ventas y tus ingresos en caja, ¿dejarías en manos de un inexperto el futuro de tu negocio?

Un redactor ofrece muchas cualidades a tu negocio. No solo a lo que a redactar se presupone, si no en cuestión de revisar y encontrar las palabras claves más adecuadas para tu negocio, además de:

  • Asesoramiento y  marketing de contenidos: aporta una visión más exacta de la gestión de contenido de tu negocio.
  • Flexibilidad: no necesitas tener un redactor de contenidos en nómina. Se paga por artículo, paquetes de artículos, proyectos o tareas.
  • Calidad de redacción: Al igual que Sun-Tzu con El arte de la Guerra,  un redactor de contenidos, maneja la palabra al igual que un estratega sus tropas.
  • Estabilidad: un redactor te permite tener una regularidad en el calendario de publicaciones de tu web empresa. No tienes que preocuparte por cómo ni cuando publicarás.
  • Especialización: un buen redactor se documenta y escribe basándose en datos e información, no de manera especulativa. Al igual que yo mismo, estoy especializado en el mundo running, otros lo están en automovilismo, tecnología, o moda, por ejemplo.

Por favor califica este artículo.